Estimulación temprana

Cada vez existen más evidencias de la importancia de los procesos de estimulación y de aprendizaje durante los primeros años de vida de los niños. Numerosos estudios en el campo de la Neurofisiología han puesto de manifiesto que, en las edades tempranas, cualquier tipo de estimulación tiene como consecuencia un desarrollo neuronal que facilita y potencia la capacidad de aprendizaje.

Asimismo está científicamente demostrado que los niños, desde las edades más tempranas, tienen una enorme capacidad de asimilar información y que, conforme crecen, van perdiendo dicha capacidad y no van a poder igualarla en el futuro.

Es por ello de vital importancia aprovechar los primeros años del niño para que, durante este periodo de desarrollo neuronal y mediante actividades de estimulación temprana, se puedan establecer amplias redes neuronales que, a posteriori, facilitarán un rendimiento óptimo en las ulteriores etapas de escolarización y aprendizaje.

Estimulación temprana